• furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • furia madre naturaleza
  • Próximo álbum

El 2011, un año de desastres naturales

El mes de febrero comenzó con el llamado "Snowmaggedon", una tormenta de nieve masiva que azotó partes del Medio Oeste durante dos días. La ciudad de Chicago quedó paralizada ya que en algunas zonas cayeron unos dos pies de nieve. La tormenta cobró 36 vidas en el Medio Oeste y los daños ascendieron a $2 mil millones de dólares.
El 4 y 5 de abril una serie de 46 tornados azotó los estados de Kansas, Missouri, Iowa, Illinois, Wisconsin, Kentucky, Georgia, Tennessee, Carolina del Norte y Carolina del Sur, dejando a nueve muertos y pérdidas de por lo menos $2,300 millones de dólares.
Unos cuantos días después, del 8 al 11 de abril, otra serie de 59 tornados, causó destrucción en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Alabama, Texas, Oklahoma, Kansas, Iowa y Wisconsin. Por fortuna no se reportaron muertes, aunque si hubo heridos. Las pérdidas fueron de por lo menos $2,200 millones de dólares.
El mes de abril de nuevo trajo tornados, ya que del 14 al 16 unos 160 tornados tocaron tierra en Oklahoma, Texas, Arkansas, Mississippi, Alabama, Georgia, las Carolinas, Virginia y Pensilvania. Ninguno de los tornados alcanzó las categorías más fuertes de EF-4 o EF-5, pero aun así 38 personas perdieron la vida y los daños ascendieron a $2 mil millones de dólares.
Más tornados severos estaban por llegar y eso sucedió del 25 al 30 de abril cuando unos 305 tornados azotaron 13 estados en el Sur Este y Medio Oeste. Un total de 327 personas fallecieron debido a estos desastres naturales, la mayoría en Alabama donde 240 residentes perecieron. Fue precisamente en Alabama donde azotó el tornado más fuerte de categoría EF-5 que cobró 78 vidas. Los estados afectados fueron Alabama, Arkansas, Luisiana, Mississippi, Georgia, Tennessee, Virginia, Kentucky, Illinois, Missouri, Ohio, Texas y Oklahoma. El presidente Barack Obama visitó una de las zonas de desastre en Alabama.
El tornado más severo estaba por llegar y sucedió en 22 Mayo en Joplin, Missouri, causando la muerte de 141 personas. Datos indican que ese tornado de categoría EF-5, fue el más mortal desde 1950, cuando el gobierno comenzó a llevar cuenta actual de muertes ligadas a tornados. En total fueron 180 tornados los que azotaron del 22 al 27 de mayo en los estados de Missouri, Texas, Oklahoma, Kansas, Arkansas, Georgia, Tennessee, Virginia, Kentucky, Indiana, Illinois, Ohio, Wisconsin, Minnesota y Pensilvania. Un total de 177 personas murieron y los daños ascendieron a $7 mil millones de dólares.
Una ola de calor intensa azota varios estados de Sur del país lo que ha ocasionado una sequía marcada en los estados de Texas, Oklahoma, Nuevo México, Arizona, el sur de Kansas y las zonas oeste de Arkansas y Luisiana. Pérdidas monetarias por muerte de ganado, cultivos y por esfuerzos para prevenir incendios forestales, ascienden a $5 mil millones de dólares y se espera que esa suma aumente, ya que a diario cuesta aproximadamente un millón de dólares prevenir incendios en las zonas afectadas por la sequía.
Por lo menos dos personas murieron debido a inundaciones ocasionadas por el desbordamiento del Río Mississippi y canales aledaños, y es que en la zona del Valle Ohio cayó 300 por ciento más de la precipitación anticipada. Se estima que las pérdidas oscilan entre los $2 y $4 mil millones de dólares.
Unas 11 mil personas se vieron obligadas a evacuar sus hogares en Minot, North Dakota debido al nivel del Río Souris que eventualmente inundó 4 mil hogares y cobró cinco vidas. Y es que temperaturas altas causaron que nieve en altitudes se derritiera sobre las Montañas Rocky, eso junto con más lluvia causó inundaciones. Los estados afectados fueron Montana, las Dakotas, Nebraska, Iowa, Kansas y Missouri. Los daños ascienden a mil millones de dólares.
El 23 de agosto un sismo de magnitud 5.8 se sintió en varios estados de la costa Este y causó pánico en sitios como Nueva York. El epicentro fue en Piedmont, Virginia. No se reportaron muertes y los daños fueron menores, pero aún así datos preliminares indican que las pérdidas oscilan entre $200 a $300 millones de dólares, en su mayoría por daños a la infraestructura.
La costa Este del país de nuevo fue el centro de atención a finales de agosto cuando el Huracán Irene azotó desde la Florida hasta Nueva Inglaterra. Irene causó decenas de muertes y daños de seis mil millones de dólares.

Tornados, sequías, terremotos, huracanes, tormentas de nieve e inundaciones, este año la Madre Naturaleza ha dejado sentir su furia en Estados Unidos. El Departamento de Comercio reveló cifras de los daños de estos desastres.

Videos

Próximos álbumes

Arrestos durante protesta contra 'Comunidades Seguras'

Disfruta más imágenes
a tu izquierda